miércoles, 2 de abril de 2008

Dudas del que no quiso ofender

A veces peco de crítico infeliz, de enterrador moribundo, de payaso lloroso y de atleta cojo. Es importante darse cuenta de todo esto para resurgir a modo de marioneta con vida propia, de televisor inalámbrico, de altavoz con vox propia, de telecaster de los 60...

Es demasiado sencillo criticar una canción, tacharla con improperios y valorar en dos segundos una frase que para el que la escribió era lo mejor que podía decir en ese momento. Es muy fácil resurgir de las cenizas para luego volver a caer. Tampoco me gusta estar en términos medios.

Tendremos, pues, que intentar agitarnos de manera selectiva, saber elegir verdaderos motivos para la rabia, y poder ebocar de manera no general a todo lo que llevamos dentro para poder valorar de forma real aquello que merezca una crítica feroz. Dudo, a veces, entre defender lo que merece ser defendido...o intentar que todo parezca perfecto y tildar de idílico aquello que sólo sea una mentira.

1 comentario:

SBTVD dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the SBTVD, I hope you enjoy. The address is http://sbtvd.blogspot.com. A hug.