martes, 3 de marzo de 2009

la hora del mediodía

Me voy a levantar,
cuando después de tanto viento deje la provincia para ir al caos de la capital no me podrás pedir que vuelva cantando las mismas melodías que aquellos días de bus y pensión.


Tengo frío,
pero me quejo de tener sueño.
Llevo cien días sin dormir, pero son doscientos los de bajo cero.
Es muy duro romper, para algo se inventó el hierro.

1 comentario:

Fátima de M dijo...

Hermosas letras que trascienden la distancia.
Felicitaciones y siempre te hablo de tu talento natural.
¿Viste que no miento nunca?