lunes, 5 de noviembre de 2007

Microrrelato II

¿Cómo se llamaba? Se llamaba Martín. Vivía en una casa sin tejado, rodeado de plataneros y de lúgubres estanterías. Ese día era el último para Martín. La lluvia le golpeaba en la cara con la misma fuerza con la que él se había enfrentado cada día a la vida, durante más de diez lustros. Sabía que ese era su último día, ¡bendita fue su vida! ¡Bendita fue la marca que dejó en cada paso que dio en esta pequeña-gran comarca!

1 comentario:

Laura dijo...

Kiero q sepas q a pesar dq ya no hablems tanto, sigo leiendo y ntrando a tu blog.

Un bsito wapo